Los integrantes del Senado de la República se preparan para el dictamen que permita el consumo libre, producción y comercialización de la mariguana.

Para ello, la propuesta que se analizará, y que ya circula entre los integrantes de la Cámara Baja, está conformado por 10 iniciativas y propone la creación del Instituto Mexicano del Cannabis, la dependencia con la que el Estado mexicano regularía al almacenamiento, consumo, producción, distribución, etiquetado, exportación y la venta de esta planta.

De acuerdo con el dictamen, este organismo emitirá cuatro tipos de licencias para controlar los puntos antes mencionados, ademas de la transformación, venta, importación y exportación de la mariguana.

Esta licencia, además, abarcaría actvidades auxiliares de transportación y almacenaje, las cuales serían independientes una de la otra, por lo que se emitiría un tipo de licencia por persona.

A través del organismo las personas físicas y jurídicas contarán con un permiso de venta de cannabis psicoactiva a mayores de edad en distribuidores autorizados, con la limitante de vender productos a base de cannabis mezclados con otras sustancias que incrementen los efectos, tales como alcohol, tabaco o cafeína. De la misma forma, la dependencia establecerá los niveles máximos de tetrahidrocannabinol (THC) y cannabinol (CBD).

Se contempla también el uso industral del cannabis para su exportación, importación y comercialización, por lo que el organismo emitirá las licencias correspondientes.

El Instituto también tendrá la facultad de elaborar mecanismos y lineamientos para impulsar la investigación del uso del cannabis psicoactivo y no psicoactivo entre personas físicas, morales y centros educativos.

Los científicos, especialistas y personas morales que quieran llevar a cabo investigaciones con esta planta deberán comprobar ante el Instituto su capacidad de llevar a cabo dichas pesquisas, con el condicionante de que quienes lideren las investigaciones sean de nacionalidad mexicana y tengan un límite de capital extranjero del 20%

De acuerdo con Ricardo Monreal, coordinador del grupo parlamentario de Morena en el Senado, este dictamen es el punto de partida de una serie de análisis y foros para poder integrar al debate a integrantes de otros partidos que sean expertos en la materia.

“Funciona como primer documento de un esfuerzo colectivo, pero no es el definitivo. Vamos a escuchar la opinión de los coordinadores en cada una de las materias del dictamen, y luego vamos a promover la legislación.

Hay que hacerlo con calma, tenemos que hacerlo con mucho juicio, con mucha racionalidad, no precipitarnos. Vamos a intentar hacer las cosas con mucho cuidado”, afirmó el senador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here